Cook: Quiche Puerros

Nueve meses conviviendo con chicas de Francia fue algo muy enriquecedor para mi en muchos aspectos. Aunque vivíamos en Manchester, creo que fue una de las épocas en la que mi destreza oral en francés estuvo más alta. Pero además, tomé prestadas cosas de su cultura, y como no, de su “cuisine”.

Cada semana, realizábamos una cena familiar. Cada vez cocinaba uno. Recuerdo, la primera vez que probé una Quiche. La habían hecho Caroline y Benoît. ¡Estaba deliciosa! No tardé mucho en pedir la receta. Y aun la tengo, en mi libro de recetas con caligrafía francesa.

Siempre he hecho la “Quiche Lorraine”, pero hoy os dejo la receta de la última que realicé con puerros, cebolla, champiñones y pimiento verde.

quiche puerros

Ingredientes

  • 1 masa quebrada comprada o bien con la thermomix.
  • 200g de queso rallado.
  • 3 huevos.
  • 200g de Nata para cocinar.
  • 2 puerros.
  • 1 pimiento verde.
  • 1/2 cebolla.
  • 1 puñado de champiñones laminados.
  • Sal, pimienta y nuez moscada.

Instrucciones

Elegimos el recipiente que vamos a usar, y para evitar que se pegue lo untamos con mantequilla. Si has optado por comprar la masa en el súper, normalmente vienen envueltas en papel de horno. No lo quites y así evitas usar la mantequilla.

Una vez puesta la masa en el molde le realizaremos agujeros con un tenedor. Y pondremos algunos garbanzos para introducirla en el horno a que se haga un poco. Los garbanzos son, para aquellos que no lo sepan, para evitar que la masa suba. Consejo: no uséis lentejas, luego es muy difícil quitarlas.

Mientras la masa está en el horno, vamos picando el pimiento, la cebolla, los champiñones laminados (te recomiendo que los compres enteros y los lamines (sale más económico), los puerros y la cebolla. Hacemos un sofrito en la sartén con ello hasta que esté dorado.

Por otro lado, en un bowl grande mezclamos la nata, los huevos y el queso. Sin olvidarnos de echarle sal, pimienta y nuez moscada a gusto del consumidor. Lo siguiente es verter el sofrito sobre la mezcla. Seguimos mezclando.

Una vez la masa esté doradita la sacamos del horno y vertemos el contenido del bowl, es decir, todos los ingredientes.

Ponemos en el horno que ya teníamos caliente. Como os digo siempre, no os doy temperatura ni tiempo, porque depende mucho de cada horno. Solo os digo que, para saber cuándo está hecha, clavéis un cuchillo y si sale limpio está lista para comer.

Otro día, os dejo la de Quiche Lorraine, aunque sigue la misma dinámica evidentemente.

Y vosotros, ¿tenéis algún plato francés en vuestro recetario?

Deja tu comentario. Gracias

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario