DIY: Vieja mesilla adaptada a mi salón

No sé vosotros, pero yo entre mi amado Pinterest, y los programas de reformas de la TV no puedo parar de pensar en qué hacer con viejas cosas que tengo por casa, y que, desgraciadamente, no quedan bien en la nueva decoración.

Los últimos días, he estado ocupada organizando mi nuevo salón. El nuevo salón se resume a que tengo un sofá nuevo. Porque el resto de elementos, o bien estaban ya o solo han sufrido algunas transformaciones.

Este es el caso de una vieja mesilla de madera que encontré. Mi salón va en tonos morados y blancos, por lo que la madera no congeniaba en exceso. Tras investigar un poco me dije, ¡sin miedo Marta!, ponte manos a la obra! y eso hice.

mesilla reformada

 

Materiales.

  • Vieja mesilla de madera.
  • Destornillador.
  • Lijadora o papel de lija.
  • Pintura acrílica.
  • Rotulador, lápiz y goma.
  • Pinceles y brochas.
  • Barniz (en este caso mate incoloro).
  • Pomos nuevos o reutilizar los viejos.

 

Instrucciones.

Lo primero, y más aburrido como siempre, será lijar el mueble. El que yo he usado para este proyecto tenía una pequeña capa de barniz, pero con el tiempo estaba bastante descascarillada y no me resultó difícil quitarla. A penas usé la máquina de lijar, lo hice a mano. Pasamos un paño húmedo para retirar el polvo que ha salido de lijar y la dejamos secar un poco.

También me toco pegar un poco la tabla superior. Limpié un poco la superficie y con cola fuerte de contacto para madera lo pegué. Puse peso encima y lo dejé 12horas aproximadamente (depende del tiempo de secado de la cola que uses).

Ahora tenemos la pintura en el color elegido. He usado blanco para fondo y morado para los dibujos. Pero evidentemente, la elección de colores depende de vosotros. Recordad que es importante dar varias capas para cubrir bien.

Comencé dando pintura solo en el exterior y los marcos internos. Por dentro tenía intención de usar papel de decoración. Finalmente abandoné lo del papel y el cajón superior va en morado y el resto en blanco.

Cuando ya tenía el fondo terminado, venía la más complicado. Creo que ya os lo dije alguna vez, yo soy muy mala dibujando. Pero mala, de esas que al lado del dibujo ponen una flecha y la palabra de lo que dibujó. Esto era todo un reto para mí. En principio pensé en utilizar una vez más a “supermamá”. Pero ya tiene bastante la pobre mía. Busqué por internet algunas haditas que me gustaran y las imprimí en tamaño folio. Recortarlas y ponerlas sobre la mesilla para repasar el contorno fue lo más sencillo.

Controlando mi pulso todo lo que pude empezar a realizar los bordes del dibujo con un pincel muy fino, para luego solo colorear. Le di un par de manos de color. Cuando terminé todas las hadas y las retoqué. Con un rotulador dibujé las alas. ¡Demasiado para el body hacerlo con pincel también!

Compré unos pomos de madera que pinté de morado y atornillé sin problema donde estaban los antiguos.

Finalmente, le di un barniz mate incoloro. Me queda pendiente encargar un cristal para la superficie, pero ya le estoy dando uso.

Gatitos, tengo que confesar que estoy muy “orgullosa” y contenta con este proyecto. Nunca creí ser capaz de hacer algo así, y me he dado cuenta que solo hay que querer.

Y vosotros, ¿habéis transformado algún viejo mueble? Si es así, ¡contádmelo!

Nos leemos gatitos ^^!

Deja tu comentario. Gracias

Loading Facebook Comments ...

2 Comments

on “DIY: Vieja mesilla adaptada a mi salón
2 Comments on “DIY: Vieja mesilla adaptada a mi salón
  1. Pingback: Lo mejor del 2013 | The Smart Cat

  2. Pingback: Búhos de amor, DIY | The Smart Cat

Deja un comentario