DIY: Pillow. El lado de los sueños bonitos

Buenos días a todos. Como muchos de los DIY que hago, éste tiene una bonita historia detrás.

Era el año 2011 y yo me encontraba con mis chicos de 2ºE.P en “La vía Lactea” o Corralón. Os cuento un poco. Durante 5 días (lunes a viernes) estuvimos en mitad del campo. La verdad es que fue una experiencia increíble. Si ya en el “cole” te sientes mamá, aquí es otra dimensión. Por el día disfrutas de la naturaleza y dejas los libros a un lado, y por la noche, ¡ay la noche!. Era mi momento preferido. Aquel en que todos van a su cabaña, se prepararan  para ir a la cama, y justo antes de que se duerman, pasas a darles su “besito de buenas noches”. Y la verdad, es que sorprende como hasta el más “independiente” cuando llega la hora de la cama, se pone “blandito, blandito”.

El caso es que, una de esas noches viví un momento precioso. Era una chica muy linda, muy madura e independiente, pero a la vez muy cariñosa. Cuando fui a su litera a darle un beso, ocurrió lo siguiente:

Niña: Marta estoy oliendo la almohada, ¿ves?
Marta: si, ¿por qué?
Niña: porque mi madre me ha dicho que antes de acostarme huela los dos lados de la almohada y el que huela mejor es el de los sueños bonitos.

Me pareció algo tan bonito, que decidí tomárselo prestado a esa madre y a esa niña. Llegó el día en el que supe qué hacer con esa bonita historia. Una funda de almohada para un duendecillo que es así de bonito y tierno.

Las Navidades pasadas, fueron las primeras que no estaba con mi gente de Madrid, y la verdad es que no resultó fácil del todo. Me acordaba mucho de ellos, por lo que decidí hacer algún DIY para regalar. Tuve un fiasco con unas tazas con sharpies :( Aunque afortunadamente tenía preparado dos para cada una, que finalmente quedó en uno.

Bueno os dejo de rollos y os cuento cómo lo hice.

DIY Pillowcase via @lispeth_

Materiales:

  • Funda de almohada blanca.
  • Rotuladores para tela

Instrucciones:

Pues es tan sencillo como elegir un diseño que queramos hacer y ponernos manos a la obra. Eso sí, altamente recomendable poner dentro de la funda, un cartón grueso para que no se traspase la pintura de un lado de la funda a otro.

Como habéis podido observar, lo único que necesitas son los materiales, y evidentemente, dejar volar tu imaginación.

Yo creo que el duendecillo la usa para dormir ;)

Y vosotros, cuando vais a hacer un regalo ¿preferís comprarlo o hacerlo vosotros mismos?

Espero vuestros comentarios. ¡ Feliz fin de semana!

Deja tu comentario. Gracias

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario