¿Desayunamos en Marte?

 

¿Habéis imaginado alguna vez como desayunarán en Marte?

fuente: wikipedia

fuente: wikipedia

Es más, ¿habéis imaginado alguna vez cómo desayunarán en otros países? Hay todo un mundo en esto de los desayunos. Mientras los ingleses prefieren huevos con beicon y  salchichas en algunos países árabes desayunan pan de pita con un queso llamado “Labneh” y un chorrito de aceite de oliva.  ¿Veis qué diferentes pueden ser los desayunos? Pues en Marte, el tema era aun más divertido. Cada mañana había un Marciano, pues así se llaman los habitantes de Marte, encargado de ir despertando a todos para desayunar, mientras el Rey, la Reina y los principes y princesas preparaban el desayuno para todos. ¿Podéis imaginar a unos reyes con sus coronas y vestidos caros preparando comida para su pueblo? Era fantástico.

Helena siempre llegaba cuando el “despertador-humano” había comenzado su ronda. Tenía la costumbre de empezar por las casas que estaban más lejos, para que así les diera tiempo a llegar cuando el desayuno estuviera caliente en la mesa. A Helena le encantaba despertar a los marcianos, pues tenían una forma muy peculiar de dormir. ¿Habéis visto alguna vez un murciélago durmiendo?  Se cuelgan de ramas bocabajo, pues así era como dormían nuestros pequeños amigos, y la forma de despertarlos era divertida también, con una vara hay que mover la rama sobre la que duermen, y así poco a poco, y uno a uno comienzan a abrir los ojos y bajar al suelo. Imagino que os estaréis preguntando como pueden subir a la rama. Era sencillo, usaban escaleras.

Cuando el “despertador-humano” ya estaba por las últimas casas, era entonces cuando Helena se iba a la cocina a ayudar a terminar el desayuno. La cocina era gigantesca, con muchos muebles, cajones y herramientas para preparar el desayuno que más les gustaba a los Marcianos: Crepes con chocolate y nata, acompañados con una macedonia de frutos rojos y un delicioso batido de chocolate. ¡Madre mía! Si que son golosos estos Marcianos, pensó Helena la primera vez que desayunó con ellos.

Una vez todo el mundo había terminado de desayunar realizaban un ritual muy gracioso, en el que bailaban y ofrecían la comida que había sobrado a las flores, árboles y plantas que rodean el poblado. Creían que así, la naturaleza nunca se enfadaría con ellos y no les haría cosas malas.

Y así era como nuestra protagonista pasaba los Martes, desayunando con los Marcianos. ¿Cómo es un Martes para vosotros? ¡Seguro que no tan “diver” como el de Helena!

Bat - Vector by GuruGrendo

Bat – Vector by GuruGrendo

Deja tu comentario. Gracias

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario