Bola … tic-tac …

Bola… tic-tac fue escrito en Marzo de 2005 en Estocolmo

 

Tic Tac vía @lispeth_

Tic Tac vía @lispeth_

La tenue luz de una vela alumbraba la habitación, tan solo se escuchaba el rasgar de un lápiz en el papel y un tic-tac tic-tac que hubiera vuelto loco al mas cuerdo.

La llama de la vela tililaba como si de una estrella se tratara, el sonido del reloj simulaba el de un corazón, el único ser vivo en aquella habitación, el reloj de pronto el lápiz hizo una pausa, ya no se le escuchaba recorrer el papel … un grito de horror rompió el silencio, al rato … todo volvía a ser como antes, el papel se iba acabando y el lápiz aun tenia mucho que decir de que … o tal vez de quien … nada en la habitación parecía percibir la presencia de un nuevo ente allí, nada en la habitación noto como un ser de ojos cristalinos y cabellos negros había penetrado el habitáculo, todo seguía igual, tic-tac tic-tac.

De pronto otro chillido de terror… y la habitación se volvió roja, como si la vela hubiera contagiado a las paredes, como si todo estuviera ardiendo, pero el reloj seguía ahí, tic-tac tic-tac la silueta fue adentrándose en el fuego, un fuego que no quemaba, un fuego que para muchos podría ser un mal presagio, pero la silueta siguió caminando hasta llegar a la cama donde estaba ella. Su cuerpo inerte, desnudo, cubierto por una fina sabana, sobre el que se notaban sus pechos, su vientre, su sexo… pero todo seguía igual tic-tac tic-tac mientras la silueta observaba la figura de la joven en la cama, notaba con su respiración llenaba de aire su pecho para al instante dejarlo escapar.

Tic tac vía @lispeth_

Tic tac vía @lispeth_

La habitación cambio su rojo color a un verde intenso, la llama de la roja vela había saltado a la verde, una esfera con forma de manzana era ahora la que alumbraba la habitación la misteriosa silueta siguió avanzando hasta llegar a un sillón donde posó su intangible cuerpo, pero aun entonces lo único que se oía era el corazón de ese reloj, tic-tac tic-tac ahora ya había dos cuerpos en la habitación, uno tirado sobre la cama y otro observando desde el sillón, ninguno de los dos parecía notar la presencia del otro … y … de pronto … otro grito de terror, no provenía de ninguno de ellos, parecía como si la vela se quejara del fuego que la consumía la silueta de cristalinos ojos comenzó a desnudarse, su torso estaba ahora regado por la vede luz que alumbraba el cuarto, sus pechos quedaron libres al sonar un “click”, un suspiro de excitación salido del cuerpo inerte que se revolvía entre las finas sabanas, poco tiempo después la figura, que minutos antes reposaba sobre el sillón dio dos zancadas hasta llegar a la cama, su cuerpo era tan bello que el verde resplandor solo hacia que tornarlo en algo fantástico, algo irreal.

Tic-Tac vía @lispeth_ - IMG Openclipart

Tic-Tac vía @lispeth_ – IMG Openclipart

Sus largos cabellos contrastaban el resto de su luz, sus infinitos cabellos negros rozaban su piel, sus hombros. Pero en la habitación tan solo se oía el rutinario tic-tac tic-tac. estando frente a la cama, con el cuerpo desnudo la silueta se encogió, haciendo de su alta figura una bola capaz de sujetarse en la mano de un niño, la luz cambio su color, ahora era naranja, una luz naranja que llenaba toda la habitación con su vitalidad, pero nadie pareció apreciar nada, la bola era lo único que resaltaba entonces en color, una bola no mas grande que un huevo y con los colores de arco iris se hallaba sobre el cuerpo inerte, moviéndose por su torso, resbalándose por las finas sabanas, hasta llegar a su sexo.

El cuerpo volvió a gemir, acompañado esta vez por un grito de terror … nadie había allí para intentar entender lo que pasaba, nadie había allí para observar lo que se contaba, nadie había allí excepto una bola rotando sobre un cuerpo aparentemente inerte que a momentos se retorcía de placer.

Deja tu comentario. Gracias

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario