Saturno, anillos para todos

Saturno, Ringuis y cantos

Ya había llegado el Sábado, y es que Helena y sus viajes estelares no tienen descanso. Este día, era uno de los preferidos de Helena, pues los habitantes del planeta que hoy visitaría eran un poco extraños, y nuestra pequeña protagonista no se cansaba de mirarlos. ¿Queréis saber por qué? Seguid leyendo y lo averiguareis.

Saturno, anillos para todos

Cada Sábado, cuando Helena llegaba a su destino los habitantes de Saturno la estaban esperando con brazos abiertos y muchas flores. Y es que, en Saturno vivía una gran población de tribus urbanas. Podías encontrar desde unos “punks” hasta el “hippie” más happy power del Universo. Y estos, los hippies, eran los preferidos de Helena. Vestían en prendas de colorines, y siempre iban acompañados por sus pequeñas mascotas. No, no nos referimos al perrito que siempre acompaña a los hippies que vemos en nuestro planeta, no, allí era diferente. Sus mascotas eran unos pequeños seres compuestos por anillos, y es que como sabéis, Saturno es un planeta con muchos anillos. Y de allí, de esos anillos salían las mascotas de los “flowerpower“, como les gustaba ser llamados. Estas mascotas, llamadas “Ringuis“, hacían un sonido muy similar al que producen los gatos cuando ronronean, y acompañan a sus dueños a cada lugar que van.

Saturno, anillos para todos

 

En Saturno, no celebraban nada especial con la llegada de Helena. Cada uno de los habitantes del planeta sigue con su ritmo de vida normal. Afortunadamente, al ser un Sábado, nadie trabajaba y Helena podía pasar el día jugando con todos ellos. Y es que, aunque fueran muy diferentes los unos de los otros siempre estaban todos juntos jugando en los parques, o tomando un zumito en la cafetería de la esquina. Eran un pueblo muy unido, pese a todas las diferencias que pudieran verse a primera vista.

¿Queréis saber qué era lo que más le gustaba hacer a Helena cuando visitaba Saturno? Sin duda, su plan preferido era subir a las grandes torres que había colocadas en zonas estratégicas del planeta, y observar con unos prismáticas como, los “Ringuis”, aun salvajes trotaban, saltaban y corrían por los anillos.

Y cuando llegaba la hora de volver a casa, todos los habitantes del planeta juntos, y cogidos de la mano, cantaban una bonita canción de despedida a Helena. La canción decía así

“Oh Helena, bella Helena vuelve pronto con tu melena, Oh Helena, tierna Helena, no nos dejes con la pena”.

Deja tu comentario. Gracias

Loading Facebook Comments ...

One Comment

on “Saturno, anillos para todos
One Comment on “Saturno, anillos para todos
  1. Pingback: Luna, globos y regalos | The Smart Cat

Deja un comentario